¿Qué son las competencias básicas?
El planteamiento de un currículo por competencias es una alternativa al currículo tradicional y académico, ya que pasa de la lógica del “saber” a la lógica del “saber hacer”.
El término competencia se puede definir como: “capacidad para enfrentarse con garantías de éxito a una tarea o situación problemática en un contexto determinado”. (Coll, 2007).
Como podemos observar, este concepto incide en la importancia de la funcionalidad de los aprendizajes escolares (hacer y saber hacer).
Por tanto, una persona se considera competente cuando es capaz de realizar tareas transfiriendo las capacidades y conocimientos aprendidos de manera integrada en otros contextos, especialmente en el cotidiano.
¿Por qué hay que considerar ahora las competencias?
El currículo basado en competencias, supone una oportunidad para reflexionar sobre los contenidos culturales que precisan los jóvenes, para estar preparados e iniciar el recorrido de toda la vida, para que puedan vivir una vida más plena como sujetos individuales, como ciudadanos y para su integración en el mundo del trabajo, así como, para que puedan seguir aprendiendo a lo largo de toda la vida.
Por todo esto, hay que considerarlas hoy, para que nuestros alumnos puedan formarse en un sistema educativo más abierto hacia la sociedad.
Hemos de indicar que las competencias, permiten esta innovación en la enseñanza debido a que todas ellas (sea cual fuere el criterio utilizado para clasificarlas), presentan unas características comunes:
1.-Carácter integrador: Coordinan conocimientos conceptuales, procedimentales y actitudinales.
2.-Transferibles y multifuncionales: Son aplicables en situaciones y contextos variados, así como, pueden ser utilizadas para conseguir varios objetivos.
3.-Carácter dinámico e ilimitado: Cada persona, de acuerdo con sus circunstancias, va respondiendo con niveles de suficiencia a lo largo de toda la vida.
4.-Evaluables: Una persona será competente en la medida que desarrolle unas capacidades; luego una persona sin capacidades no podría ser competente.
¿Necesitamos cambiar? . ¿Hacia dónde debemos orientar el trabajo en el aula para mejorar las competencias básicas del alumnado? .
Debemos cambiar el enfoque de nuestra función docente, ya que esta no se puede limitar a enseñar nuestra materia, sino que debemos trabajar coordinadamente con el equipo de profesores y con los padres, ya que si es cierto que trabajando con el resto de profesores, nuestros alumnos alcanzarán ciertas competencias básicas transversales comunes a las distintas áreas; no es menos cierto ,que los padres son los que tienen mayor incidencia en la consecución de competencias básicas como la inserción social y ciudadana, y la autonomía e iniciativa personal.
Obviamente, estas innovaciones resultan complejas y difíciles de llevar a la práctica. Suponen innovaciones que habrá que ir aplicando sin prisas y sin rupturas bruscas, sino interiorizando e integrando aquellos cambios que se perciban como mejoras.
Si pretendemos hacer una metodología, dónde nuestro alumnado sea “competente”, necesitaremos crear un ambiente donde se tengan en cuenta situaciones, proyectos, problemas, tareas,…, ubicados en contextos problemáticos reales, que sean significativos; dónde todo suponga una ocasión para que los alumnos aprendan en todos los planos: cognitivo, comunicativo, social, afectivo,….
Este tipo de aprendizaje se consigue trabajando por proyectos, trabajos que parten de problemas o situaciones cercanas al alumno y que se llevan a cabo a través de grupos colaborativos, contrato de aprendizaje,….
¿Qué tipo de actividades debemos plantear en el aula?
Centrando este tipo de metodología en las Ciencias de la Naturaleza, se pueden promover tareas o actividades de enseñanza-aprendizaje de tres tipos:
  1. 1.-Tareas de introducción de conocimientos y habilidades.
a) Investigación de problemas abiertos.
Tratan de estimular al alumnado, partiendo de una situación problema se continúa con una investigación (consultando diversas fuentes como bibliografía, Internet.,…). Dependiendo del nivel del alumnado, el docente les indicará y guiará por el camino más adecuado, debido a la enorme cantidad de información existente (preparación de textos de contrastación, paginas de Internet,…).
Por último, habiendo realizado una contrastación experimental y/o bibliográfica, se expondrán las conclusiones. Todas las etapas de la investigación se deben recoger en un informe, y las conclusiones serán expuestas al resto de compañeros y discutidas entre todos.
Esta forma de introducir conocimientos no tiene por qué excluir la explicación del docente o la lectura y estudio del libro de texto, puesto que, ambas metodologías son complementarias.
b) Explicación del profesor/lectura de textos /realización de tareas.
Estas actividades, que aclaran conocimientos y complementan el proceso de enseñanza-aprendizaje son necesarias, puesto que, todos los conocimientos no pueden ser contrastados mediante investigación.
  1. 2.-Tareas de aplicación.

Estas permiten un aprendizaje más significativo cuanto más cotidiano sea el contexto al que intentemos transferir los conocimientos adquiridos. Pero al ser tareas creativas son también difíciles, ya que, no es sencillo transferir conocimientos, puesto que, el alumnado cuenta con unos conceptos previos de su experiencia vital que interfieren en ocasiones con el aprendizaje de los científicos.
Por todo ello, estas tareas deberían ser aplicadas por el profesorado de todas las materias, así como también al evaluarlos, compaginar tareas de evaluación que exijan transferencia de conocimientos con tareas “típicas” de evaluación.
  1. 3.-Tareas de síntesis.

Son aquellas que permiten a nuestros alumnos tener una visión coherente de los contenidos trabajados y estudiar de manera más comprensiva.
Estas son: resúmenes, esquemas de llaves o mapas conceptuales.
¿Cómo se pueden evaluar las competencias básicas?
Este planteamiento por competencias no valdrá de nada si no se cambia el tipo de evaluación.
Pero, ¿cómo pasar de un sistema de evaluación de conocimientos de materias académicas a otro sistema de evaluación más coherente y participativo?
Es en este apartado dónde se verifican las auténticas intenciones para el cambio.
Los procedimientos de evaluación pueden ser variados:
  • -En una evaluación formativa, las pruebas serán tanto escritas como orales, para averiguar los conocimientos adquiridos como las capacidades ligadas a ellos.
  • -En una evaluación de habilidades, las pruebas pueden consistir en realizar manipulación del instrumental de laboratorio, realización de gráficas, resolución de problemas, cortes topográficos, etc. En este tipo de pruebas el alumno, también, ha de demostrar si sabe establecer los pasos o pautas a seguir en una investigación, o para resolver un problema o para participar en un debate.
  • -En una evaluación de actitudes se actuará de forma diversificada con observación en el aula, del cuaderno, encuestas, diario de clase,….
Para concluir, destacar que durante la realización de la evaluación, se produce uno de los momentos más activos de aprendizaje, por lo que, posteriormente a la prueba, se le hará reflexionar al alumnado mediante una puesta en común, a fin de que expresen las dificultades encontradas y cómo resolverlas.

Material y páginas consultadas para la realización de esta tarea:

http://es.scribd.com/doc/5303533/Curriculo-basado-en-competencias-aproximacion-al-estado-de-la-cuestion
http://www.cfonsecasj.org/pym/descargas/febrero08/feb082.pdf
http://intercentres.cult.gva.es/cefire/46401751/revista/3/3Compartim_11.pdf
http://orientamur.murciadiversidad.org/gestion/documentos/cuadernos_educacion_4.pdf
http://plataforma.cep-marbellacoin.org/moodle/course/view.php?id=148
http://competentes.wordpress.com/


Para concluir la tarea, video de animación (Aprendizaje significativo)